domingo, 30 de octubre de 2011

Halloblogween 2011: Xólotl

En Xólotl anochece con dificultad. La oscuridad deja fríos los huesos y se siente, incluso, al respirar. El viento se ha escondido bajo las hojas de los álamos y de los encinos y, en su lugar, un olor tremebundo ha comenzado a escaparse de las casas, impregnando las esquinas y la vía central. Hay un sigilo circunspecto que parece haberse apoderado del pueblo; un secreto pesado en el aire que todos saben, pero que nadie está dispuesto a discutir.

Antes de que den las doce en punto, la mitad de los habitantes, los que aún siguen ahí, se dirige a las afueras del pueblo; llevan a cuestas un par de valijas descompuestas y tres siglos de mala suerte. El último, el que se ha quedado rezagado, lleva además un hachón en la mano, que arroja hacia uno de los techos antes de comenzar a caminar. A lo lejos, las luces fulgurantes de las llamas se reflejan sobre sus cuerpos expectantes, mientras un grito desgarrado se consume en la oscuridad.

* * *

Otros relatos escalofriantes en el blog de Teresa.

22 comentarios:

Verónica Marsá dijo...

¡QUÉ SUSTO! Cuando leí que se iban sólamente la mitad de los habitantes, creí que habían quemado a la otra mitad! Luego entendí bien, que sólo quedaba la mitad en el pueblo porque los otros se habían ido, no?

Me encantó el vocabulario empleado, la palabra hachón no la había leído nunca. Gracias por la belleza y por la brevedad del relato, un besito.

Carmen Andújar dijo...

Mejor no te quedes en este pueblo, por lo que pueda pasar. Da mucho miedo, que de eso se trataba.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

El ambiente es estupendo, si te digo que me ha traido sabor de Rulfo ... eso viniendo de un fan de D. Juan no es nada malo.
Sintetizas esa creación de ambiente con frases como " ... llevan a cuestas un par de valijas descompuestas y tres siglos de mala suerte..." que me parecen geniales.
Un abrazo, aunque tenga qiue ser en Xólotl.

Neogeminis dijo...

No parece ser un lugar que uno quisiera pasar a visitar!jejeje...decisión acertada la de esos pocos que insistieron hasta el final.
Saludos de halloblogween

Pepe dijo...

Terror colectivo que lleva a los habitantes de un pueblo a abandonarlo. ¿Cual es la maldición y el perjuicio que pesa sobre él?. ¿Porqué precisamente antes de que den las doce abandonan ese gélido pueblo? ¿Qué hubiera ocurrido a las doce con los que hubieran decidido no abandonarlo?. Son muchas las interrogantes que se abren ante tu inquietante relato, magníficamente expuesto y narrado.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Aaaahhh, qué bueno, me encanta cómo está narrado, es un miedo poético. Te felicito.

Un saludo.

Ceci dijo...

La magia de tus palabras ha creado el ambiente para un pueblo maldito, ¿que oscuros secretos esconde?, se adivina que no es la primera vez que deben abandonar todo en la sombra de la noche.
Muy bueno! te dejo un beso

Alicia Uriarte dijo...

Me he trasladado a México para informarme que estos seres huyen de la muerte. Me ha gustado el que unas este relato a parte de la leyenda del dios Xolotl, ello ha permitido que haga un pequeño ejercicio de investigación.

Saludos.

Cristina Pereyra dijo...

Tres siglos... eso que es mala suerte... y que sitio aterrador!

Me encantó el relato,

Besos

Maria Liberona dijo...

no te quedes en el pueblo por que algo fatidico puede seceder... esa es la idea...

Sindel dijo...

Menos mal que se fueron a tiempo, no quisiera tener que estar en un lugar así y tomar una decisión tan importante entre la vida y la muerte.
Muy bueno!!!
Un abrazo.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Excelente manejo de las palabras. Te felicito por tu creatividad, saludos desde Uruguay

San dijo...

Un casí desertico pueblo, así descrito tan tétrico, tan frío, como para no vistarlo en excursión, y ese brillo de acero del hachón, !jesús, jesús!menos mal que lo leo de dia.
Bellisimo el relato.
Un abrazo.

Teresa Cameselle dijo...

Un pueblo maldito y unos habitantes desesperados. Aunque no tengan mucho con lo que huir, al menos conservan sus vidas.
Gracias por participar ¡

rosa_desastre dijo...

He palpado la angustia de los desterrados. Tres siglos de mala suerte no caben en las maletas.
Mejor no mirar atrás.
Besos

Laura Nuno dijo...

No elegiría ese pueblo como mi próximo destino vacacional. No Señor.
Me encantó.
Besines.

gustavo dijo...

por más que estoy leyendo en este encuentro de teresa,más me sorprendo... y una de las causas de esa mi sopresa es esta idea genial que nos has dejado, luiw...amén de que la calidad no te la puede discutir nadie. ysi alguien te la discute, que hable conmigo, no te jode¡¡¡
ahora que pienso, pues estoy convencido de que estoy leyendo una de las mejores convocatorias en las cuales he participado, si esta reunión la he catalogado como ecelente atendiendo a calidad y a la originalidad de las ideas, considero que la idea tuya es , si no la mejor, una de las mejores, amén y así hablo zaratrustra¡¡¡
medio beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Corto, intenso, penetrante en imagenes y palabras !Salve!.
Xólotl existe en muchos lugares, abandonado a destajo. Ahora mismo escucho llorar a un gato y parece una cristura humana, no hay aún fuego.

Besos.

Manuel dijo...

este sería el origen de muchos pueblos abandonados la supersticion y el terror a lo desconocido
Un beso

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Creo entender que estos que salen del pueblo se han librado de la muerte y además han matado al monstruo. Con el nombre del pueblo nos has dado la clave del relato. Maravillosa narración. Un beso.

Liwk dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Temía que no se entendiese muy bien la situación por la brevedad del relato, pero me han dejado la impresión de que sí.
Un abrazo a todos.

gustavo dijo...

creí que tenía tu mail...por ahí te iba a felicitar el año...el jueves se retomará el día 12,por aquello dle descanso navidello, ya sabes...será san quien lo lleve...al menos por esta vez..
sabes, personalmente, he podido reunirme con gentes compañeras de este invento dle amigo tésalo...y sabes, eso ha sido lo mejor dle año a nivel blogero..
otra de las cosas estupendas es el hecho d ehaberos leído de a uno y poco a poco a lo largo del año..
feliz 2012.