miércoles, 28 de enero de 2009

Centro de Gravedad

El cráneo y la columna vertebral no sufrieron averías. Sin embargo, cuando encontraron el lóbulo temporal hecho añicos, decidieron llamar a Los Especialistas.
Enguantados y con las capuchas negras cubriéndoles los ojos, Los Especialistas marcharon hacia Costa Rica. Desde su fuero interno, más de uno dudaba-convencido de que ir a visitar a los ticos -sólo- los llevaría a ninguna parte (del higuerón de San Pedro, cien metros al norte); pero sin duda, estaban sobre la pista.
Con la mente en blanco y soportando a penas el estertor, esperaron a Los Especialistas durante días. El fallo llegó después, anunciando un detrimento en la memoria declarativa y un derecho y un revés en un par de cortezas cerebrales desconocidas. C'est pas terrible, murmuraron todos con los rostros desentendidos, alegando enajenación por dicotomía.
Al cabo de un mes, cualquier esfuerzo de Los Especialistas habría sido insuficiente. Ni siquiera su postal-costarriqueña firmada ¡Pura vida!, logró recomponer la semántica de la memoria asociativa.
Cuando el año terminó, Los especialistas se deslizaron desganados por la zónula de Zinn y escaparon por los conductos lagrimales.
Ya con la cabeza completamente cana, los demás continuaron esperando.

1 comentario:

Evaaaaaa dijo...

Muy bueno.

Te quiero memé